Publicado 10/05/2022 13:44

El expresidente hondureño Juan Orlando Hernández se declara no culpable de los delitos de narcotráfico en EEUU

Archivo - El expresidente hondureño Juan Orlando Hernández.
Archivo - El expresidente hondureño Juan Orlando Hernández. - MICHAEL BROCHSTEIN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

El exdirector de la Policía de Honduras ha sido extraditado también acusado de "supervisar" las operaciones en nombre de Hernández

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de Honduras Juan Orlando Hernández se ha declarado este martes no culpable de los delitos de narcotráfico por los que fue extraditado a Estados Unidos el pasado mes de abril.

Hernández ha comparecido por segunda ocasión ante un tribunal federal de Nueva York, donde está acusado de los crímenes de tráfico de cocaína y posesión de armas. El juez encargado del caso ha fijado la próxima vista para el 28 de septiembre para así dar tiempo a la Fiscalía para reunir las pruebas contra el exmandatario hondureño.

Si bien en un principio el equipo legal de Hernández informó de que presentaría una oferta de fianza a las autoridades de Estados Unidos de tres millones de dólares para poder preparar su defensa en libertad, finalmente esto no ha sido así.

Sin embargo, los abogados defensores del expresidente sí que han solicitado mejores condiciones para Hernández, pues consideran que están siendo tratado "como un prisionero de guerra", tal y como recoge el diario hondureño 'La Prensa'.

Fuertemente escoltado por la Policía y bajo una gran atención mediática, Hernández fue finalmente trasladado a Estados Unidos el pasado 22 de abril tras más de dos meses detenido en un centro de alta seguridad de Tegucigalpa.

De hecho, este mismo martes el exdirector de la Policía de Honduras Juan Carlos Bonilla ha sido extraditado también a Estados Unidos acusado de "supervisar" las operaciones de narcotráfico en nombre del propio Hernández.

En una misiva publicada hace unos días, Bonilla, conocido como 'El Tigre', asegura que las acusaciones vertidas en su contra están impulsadas "injustamente por personas desconocidas que han actuado desde fuera de la ley".

El que en su día fuera uno de los principales aliados de Washington en la región acabó cayendo en desgracia a medida que las sospechas sobre sus vínculos con el narcotráfico se hicieron más evidentes --la cadena perpetua a su hermano Toni Hernández-- y sobre todo por la imposibilidad de revalidar mandato.

Contador