Publicado 19/09/2022 09:27

Bolsonaro critica al Supremo de Brasil por exculpar y hacer elegible a Lula para las elecciones

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, y la primera dama, Michelle Bolsonaro.
El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, y la primera dama, Michelle Bolsonaro. - Chip Somodevilla/PA Wire/dpa

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha dicho este lunes que en el momento de morir todos deberán rendir cuentas y que no habrá, "como en el Supremo", quienes te exculpen y te hagan elegible, en clara alusión al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien recuperó sus derechos políticos una vez fueron anuladas sus condenas por corrupción.

"El juicio será por acciones y omisiones. Todo aquel que trabajó contra el prójimo, o que se abstuvo de ayudar cuando pudo hacerlo, según las escrituras, para los creyentes, tendrá su veredicto. Y allí no habrá gente como algunos del Supremo --ya van a decir que estoy criticando al Supremo-- para exculpar a una persona y hacerla elegible", ha dicho Bolsonaro.

Las palabras del presidente brasileño han tenido lugar a la salida de la residencia oficial del embajador brasileño en Londres, hasta donde ha viajado con la primera dama, Michelle Bolsonaro, para asistir al funeral de Estado por la muerte de la reina Isabel II en la abadía de Westminster.

"Participar en la misa, estar callado todo el tiempo. El que cree sabe que un día llegará su día. Todo el mundo va a tener aquí su punto final. Todo el mundo sin excepción", ha dicho Bolsonaro ante un grupo de seguidores y periodistas a los que ha criticado por plantear la posibilidad de que estuviera haciendo campaña.

"¿Ustedes creen que he venido hasta aquí para hacer política?", se ha preguntado visiblemente contrariado un Bolsonaro quien poco antes había estado hablando con sus seguidores de la campaña electoral y la situación política del país.

"¿Por qué la insistencia de querer poner de nuevo a un ladrón en la Presidencia? ¿Alguien cree que es una maravilla ser presidente? Echar a un ladrón, con toda esa cuadrilla, de la Presidencia", ha espetado Bolsonaro, quien ha asegurado que Brasil está sin corrupción "desde hace tres años y medio" cuando fue elegido presidente.

El próximo mes de octubre los brasileños están llamados a la urnas para elegir a su nuevo presidente tras cuatro años convulsos en los que Lula recuperó sus derechos políticos tras salir de prisión y ser anuladas sus condenadas en el marco de la operación 'Lava Jato' y los índices de popularidad de Bolsonaro no han parado de caer, entre otras cosas, por su gestión de la pandemia.

El último sondeo publicado por Datafolha el jueves de la semana pasada muestra que Lula tiene un 45 por ciento en intención de voto para la primera vuelta de las elecciones frente al 33 por ciento de Bolsonaro.

Contador