Publicado 25/11/2022 06:23

Perseverance halla posibles compuestos orgánicos en su crater de Marte

Paisaje del cráter Jezero de Marte
Paisaje del cráter Jezero de Marte - NASA

   MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Las muestras de roca del cráter Jezero analizadas por el rover Perseverance de la NASA muestran evidencia de agua líquida y firmas que podrían ser compuestos orgánicos.

   Un estudio publicado en Science analiza múltiples rocas encontradas en el fondo del cráter Jezero en Marte, donde aterrizó el rover Perseverance en 2021, revelando una interacción significativa entre las rocas y el agua líquida. Esas rocas también contienen evidencia consistente con la presencia de compuestos orgánicos.

   La existencia de compuestos orgánicos (compuestos químicos con enlaces carbono-hidrógeno) no es evidencia directa de vida, ya que estos compuestos pueden crearse a través de procesos no biológicos. Se necesitaría una misión futura que devuelva las muestras a la Tierra para determinar esto.

   El estudio, dirigido por investigadores de Caltech, fue realizado por un equipo internacional que incluía a investigadores del Imperial College London (ICL).

   El profesor Mark Sephton, del Departamento de Ciencias e Ingeniería de la Tierra de Imperial, es miembro del equipo científico que participó en las operaciones del rover en Marte. "Espero que algún día estas muestras puedan devolverse a la Tierra para que podamos ver la evidencia de agua y posible materia orgánica, y explorar si las condiciones eran adecuadas para la vida en la historia temprana de Marte", comentó en un comunicado.

   Perseverance encontró previamente compuestos orgánicos en el delta de Jezero. Los deltas son formaciones geológicas en forma de abanico creadas en la intersección de un río y un lago en el borde del cráter.

   Los científicos de la misión estaban particularmente interesados ​​en el delta de Jezero porque tales formaciones pueden preservar microorganismos. Los deltas se crean cuando un río que transporta sedimentos de grano fino ingresa a un cuerpo de agua más profundo y de movimiento más lento. A medida que el agua del río se esparce, se ralentiza bruscamente, depositando los sedimentos que transporta y atrapando y preservando los microorganismos que puedan existir en el agua.

   Sin embargo, el suelo del cráter, donde el rover aterrizó por razones de seguridad antes de viajar al delta, era más un misterio. En los lechos de los lagos, los investigadores esperaban encontrar rocas sedimentarias, porque el agua deposita capa tras capa de sedimento. Sin embargo, cuando el rover aterrizó allí, algunos investigadores se sorprendieron al encontrar rocas ígneas (magma enfriado) en el suelo del cráter con minerales que registraron no solo procesos ígneos sino un contacto significativo con el agua.

   Estos minerales, como carbonatos y sales, requieren agua para circular en las rocas ígneas, excavando nichos y depositando minerales disueltos en diferentes áreas como vacíos y grietas. En algunos lugares, los datos muestran evidencia de materia orgánica dentro de estos nichos potencialmente habitables.

   Los minerales y los posibles compuestos orgánicos coubicados se descubrieron utilizando SHERLOC (Scanning Habitable Environments with Raman & Luminescence for Organics & Chemicals).

   Montado en el brazo robótico del rover, SHERLOC está equipado con una serie de herramientas, incluido un espectrómetro Raman que utiliza un tipo específico de fluorescencia para buscar compuestos orgánicos y también ver cómo se distribuyen en un material, lo que brinda información sobre cómo se conservaron en ese lugar.

   Bethany Ehlmann, coautora del artículo, profesora de ciencia planetaria y directora asociada del Instituto Keck de Estudios Espaciales, dijo: "Las capacidades microscópicas de imágenes de composición de SHERLOC realmente han abierto nuestra capacidad para descifrar el orden temporal de ambientes pasados de Marte."

   A medida que el rover avanzaba hacia el delta, tomó varias muestras de las rocas ígneas alteradas por el agua y las almacenó para una posible misión futura de devolución de muestras. Las muestras tendrían que devolverse a la Tierra y examinarse en laboratorios con instrumentación avanzada para determinar definitivamente la presencia y el tipo de compuestos orgánicos y si tienen algo que ver con la vida.

Contador